Paternidad exitosa después del divorcio: Como volver armar nuevamente el rompecabezas

La tormenta paso las aguas volvieron a su nivel y llego la calma…pero de una extraña manera nos encontramos nuevamente ante un nuevo amor. Pero debemos ser muy cautelosos cuando ha ocurrido una separación o un divorcio ya que luego de la experiencia tan dolorosa hay que encontrar un nuevo orden y sentar nuevas bases lo cual puede ser una tarea bastante difícil. Significa volver armar lo desarmado pero con piezas nuevas y con otras que ya no están, por tanto el propósito fundamental que debe tener la nueva familia es garantizar que todos los miembros de la familia vuelvan a sentirse seguros, confiados y con ganas de seguir adelante.

Cuando se culmina una relación quedan muchas heridas las cuales es muy necesario sanar antes de re-iniciar una nueva relación esto ayudara a liberarse de los corajes hacia los exconyuges y aprender a ponerse en los zapatos del otro. Si ya se esto no es un proceso fácil, pero no es imposible y mas cuando se trata del bienestar de nuestros hijos. Cuando se logra reconocer quien fue usted en su relación pasada y la responsabilidad que tuvo de lo bueno y de lo malo que deterioro la relación, usted habrá alcanzado la madurez necesaria para entrar a una nueva experiencia familiar, recuerde que el perdón le ayudara alcanzar las metas en esta nueva experiencia de amor. Cuando nos damos la oportunidad de formalizar una nueva relacion debemos considerar lo que se conoce como el “ El arte del blending”, que no es otra cosa que TU + TUS HIJOS+ LOS HIJOS DE TU NUEVA PAREJA+ LA FAMILIA DE TU EX = NUEVA FAMILIA. La consolidación de la nueva familia sera vital para lograr el éxito. A continuación presentaremos algunas recomendaciones que se deben considerar:

* Recurrir a un consejero familiar antes de formalizar la unión puede evitar fracasos.
* Para fortalecer la relación, los miembros de la nueva pareja necesitan tener un tiempo para ellos. Para lograrlo, no deben temer dejar a los hijos e hijastros al cuidado del otro progenitor o de otras personas.
* Es conveniente que la nueva familia se inicien en una casa distinta, que no sea la que habitaba el padre o la madre con sus hijos. Esto facilitara que cada miembro de la familia se integre a un nuevo espacio.
* La relación del padre y de la madre con sus hijos es anterior a la de la nueva pareja. Muchas veces, el que forma una nueva unión siente que traiciona ese lazo de parentesco previo. Por eso es importante que exista una gran intimidad con el nuevo compañero o compañera.
* Los hijos siempre deben tener claro que la nueva relación no los excluye, pero que no la controlan ni pueden afectarla.
* Los dos progenitores serán siempre esenciales para sus hijos, tanto el que pasa con ellos la mayor parte de la semana como el otro. Ninguno debe excluirse a sí mismo, ni ser excluido por el otro o por la nueva pareja.
* Es importante dejarle saber a los hijos que tienen permiso para ser cuidados por más de dos adultos.
* Es importante que los ex-esposos tengan una relación respetuosa entre ellos, aunque les resulte difícil. El mejorar dicha relación será muy positivo para los hijos, ya que así no quedarán acorralados entre dos padres hostiles
* Respetar los estilos de crianza de cada padre y discutir las diferencias y preocupaciones. Permitirá que los hijos se desarrollen en un ambiente de armonía y balanceado.
* Los desacuerdos y conflictos deben ser discutidos entre los adultos y nunca en presencia de los niños.
* Los cambios de itinerarios en las relaciones maternas o paterno filial debe ser informado a los adultos antes que al niño.
* Jamás permita poner a los hijos en un conflicto de lealtades.
* Recuerden que para los hijos lo más importante es que ambos padres lo amen y lo cuiden.

Los celos, el rechazo, y la culpa son alguno de los sentimientos que pueden manifestarse mas agudamente en la nueva familia, por lo tanto, la expectativa de que la nueva familia viva feliz para siempre es aún más irreal que en las otras familias. El saber aceptar los sentimientos positivos y negativos, dará como resultado menos decepciones y un mayor disfrute de la “nueva familia”. Es importante fomentar nuevas relaciones en la “nueva familia”; sobre todo si los hijos son pequeños o adolescentes. Para poder desarrollar estas relaciones, se necesita tiempo y cuidado. Forzar a un hijo a amar a su madrastra o padrastro es imposible y contraproducente. La expectativa del amor instantáneo entre padrastros e hijastros puede conducir a muchas decepciones y dificultades. Por lo regular son necesarios dos años y, a veces, más. Ser padrastro o madrastra es una tarea poco clara y a veces difícil. El mito de la madrastra malvada puede producir malestar en muchas mujeres; y factores personales, culturales y estructurales afectan el rol del padrastro. El ser padrastro o madrastra es generalmente mucho más productivo si la persona crea su propio rol.
La disciplina plantea generalmente algunos problemas. La autoridad de padrastros y madrastras no es aceptada generalmente por los hijastros hasta que se establece una relación amistosa entre ellos (aproximadamente alrededor de los dos años).
Los miembros de una nueva pareja necesitan apoyarse mutuamente en cuanto al ejercicio de la autoridad en la casa. Al principio, el padre o la madre puede ser el que dé las órdenes. Pero en muchas ocasiones no estará presente en la casa; es necesario que haya dado un mensaje claro a los hijos en el sentido de que el padrastro o la madrastra pueden actuar como una figura de autoridad en su reemplazo. Es saludable para estos padres o madres y padrastros o madrastras saber que los ejemplos que sus hijos o hijastros reciben de ellos, de su comportamiento y formas de relacionarse, pueden provocar cambios positivos que ayudaran a fortalecer los vínculos en la nueva familia mezclada. El cambio puede ser enriquecedor si se realiza sin resistencia y miedo.
El tiempo será la clave, jamás se debe pretender que la integración entre los adultos o entre éstos y los hijos ocurra instantáneamente. A veces son necesarios años y mucho amor y paciencia.

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: