El juego, herramienta importante en el desarrollo intelectual del niño

El juego es una de las actividades más importantes de los niños. Los niños juegan, no solo para divertirse o distraérse, también lo hacen para aprender, es el universo infinito de posibilidades, es el termómetro que mide su salud. El juego contrario a lo que algunos piensan, no es una pérdida de tiempo, es fundamental para los niños. Un niño que juega está sano física, mental y emocionalmente, mientras que si no juega está enfermo.

  • A través del juego los niños crecen, aprenden a utilizar sus músculos, coordinan lo que ven con lo que hacen y logran un mayor dominio del cuerpo.
  • Adquieren nuevas destrezas y aprenden a usarlas.
  • Utilizan más ampliamente el lenguaje.
  • Desempeñan diferentes papeles y manejan emociones complejas y conflictivas al representar situaciones de la vida real.
  • Satisfacen necesidades de estimulación, diversión, curiosidad y conocimiento.
  • Fortalecen el crecimiento de las capacidades sensoriales y de las habilidades físicas, para así ampliar las capacidades intelectuales.
  • A través del juego los niños desarrollan destrezas sociales que envuelven el sentido de competencia, cooperación, compartir la solución de problemas, la interacción social, desarrollo de los sentimientos y emociones, además fortalecen destrezas de aprendizaje.
  • El juego puede ser una actividad social y también individual.

Los padres, muchas veces influenciados por la industria del juguete, proporcionan a sus hijos juguetes que están de moda, juegos electrónicos que solo estimulan ciertas áreas cerebrales y algunos juegos educativos, en su mayoría estos juegos  no le permiten al niño aprender  sobre el mundo real, sobre si mismo y sobre su entorno, y esto es mucho  más educativo. Es muy útil y agradable para tu hijo, también para ti, que jueguen juntos, modelando plastilina, cantando, bailando o jugando al baloncesto. Esto no solo mejorará la relación entre ambos  si no que también hará que tu hijo se sienta mucho más feliz, a la vez que tu puedes recuperar la alegría del recuerdo de tus juegos infantiles.

Los estilos de vida que viven las familias hoy en día no le permiten el tiempo nececesario para jugar con sus niños, ¡No saben lo que se pierden! Aunque descubran años después su error, ya nunca podrán recuperar las sonrisas, las alegrías, las emociones y el progreso de su hijo. Aunque sólo sea media hora al día, dedica tiempo a jugar con tu hijo. No para ver la televisión, tampoco para ver como juegan otros niños, muñecos o dibujos animados, sino para que te liberes de todas tus cargas y obligaciones y juegues al escondite, a chico paralizado, simón dice, veo veo, que ves, o simplemente  a imitar a quien tu hijo quiera. Y los fines de semana dedícale más tiempo, se lo merecen.

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: