Más allá del IQ

Alguna vez te has preguntado porque existen personas muy exitosas y talentosas en el desarrollo de empresas y negocios en posiciones de gran responsabilidad y en habilidades para solucionar conflictos y cuando buscas su desempeño académico algunos revelan que han sido pésimos estudiantes.

En los años noventa Daniel Goldman revolucionó el concepto de coeficiente intelectual a través de su libro “Inteligencia emocional” y presentó un nuevo enfoque social en cuanto a la capacidad de controlar las emociones. Las habilidades tales como el “liderazgo, la aptitud de establecer y mantener las relaciones interpersonales y la capacidad para solucionar conflictos son habilidades que no se reconocen fácilmente en el individuo a temprana edad. Es por eso que les digo a los padres que no se desesperen y sean pacientes con sus hijos ya que las habilidades intelectuales y el desarrollo académico no son ni serán los únicos criterios que determinaran el éxito en sus vidas. La habilidad para el “análisis social” puede ser mucho más decisiva en la vida de una persona. Su hijo puede estar entre las personas que teniendo un bajo rendimiento académico en los estudios llega a alcanzar altas posiciones profesionales o sociales a lo largo de su vida.

A continuación algunas recomendaciones que les pueden ayudar a manejar las estresantes situaciones académicas de sus hijos.

  • Confíe en él, piense positivamente respecto sus actitudes y aptitudes, no exagere el problema; trate de conocer mejor a su hijo y a motivarle.
  • Deje a un lado parcialmente los constructos tradicionales sobre la educación. Abra su mente y explore nuevas posibilidades y perspectivas para su hijo. Dedíquele tiempo de forma individualizada así conocerá  los estilos de aprendizaje que tiene su hijo.
  • Ayude a su hijo a desarrollar nuevas formas de estudiar. Si logra que su hijo se tome en serio algunas técnicas de estudio, podrá ver en poco tiempo como duplica o triplica su rendimiento académico, mejora su capacidad de lectura y su éxito en los exámenes. Algunos niños nacen con actitudes para el estudio, otros necesitan que alguien les “entrene”. ¿Está dispuesto a hacerlo usted?

No todos los individuos aprendemos igual ni nos motivan las mismas cosas. Los métodos de enseñanza más evolucionados y con más recursos en los países avanzados tienden a incorporar “el componente individual”. Hoy el gasto en la educación, incluso en los países más ricos, impide una enseñanza individualizada. Pero los padres pueden ayudar mucho observando cuales son  los intereses y motivaciones de sus hijos.
Trace un Plan coordinado para ayudar a sus hijos en su educación en donde participen los maestros, los padres, la escuela, lideres sociales y comunitarios y sobre todo su hijo.

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: